CREACIÓN DE EMPLEOS, CIFRAS QUE CHOCAN CON LA REALIDAD

De acuerdo a la información del gobierno en el actual sexenio, se han creado 2 millones 53 mil 295 empleo.

En la actual administración el empleo medio por años, ha sido de 456 mil 265.65 puestos.

Hay un aumento de puestos laborales, pero son de poca calidad al no existir una relación adecuada trabajo-salario.

Fuente: Ibero

En 2017, de acuerdo a las estadísticas del INEGI, la población económicamente activa (PEA) en nuestro país alcanza los 53.68 millones de personas, y sobre ella se reporta una tasa de desempleo abierta de 3.5%, es decir, en México hay 1.88 millones de desempleado.

Este cálculo se forma a partir de las estadísticas que ofrecen las personas que han estado buscando trabajo y no encuentran, con una edad mayor a 15 años.

¿Cómo se obtiene la información de las personas que buscan trabajo y no encuentran? Sobre la base de las solicitudes que se han venido entregando a las empresas, por tanto, técnicamente el cálculo de la estadística presentada es correcto. Sin embargo, este análisis sólo mide el desempleo de forma estática y no mide la tasa real de desocupación de la economía, pues se consideran como empleados personas que están en la PEA y que pueden tener trabajo por un día, una semana o un mes.

El INEGI, en su información, muestra la medición sobre los que activamente buscaron en el último mes y no encontraron trabajo. En la tasa de desocupación habría que incluir, además del punto anterior, otros dos aspectos de interés: los que no buscaron trabajo porque ya se cansaron, es decir, que tienen una situación crónica de desempleo, y los que no lo buscan porque no creen encontrarlo.

En esta diferencia, es posible afirmar que la tasa de desocupación en el país, está en este momento alrededor del 20% de la PEA. Consideración que es congruente con las afirmaciones de la OIT en Resolución sobre estadísticas de la población económicamente activa, del empleo, del desempleo y de subempleo, adoptada por la decimotercera Conferencia Internacional de Estadígrafos del Trabajo.

La tasa de desempleo de 3.5%, es información en estática comparativa entre dos periodos, y si admitimos este dato sin un análisis riguroso, es imposible explicar por qué el país tiene en la actualidad, de acuerdo a los datos del Banco Mundial, 46.16% de la población en pobreza patrimonial y 23 millones de personas en pobreza extrema.

De acuerdo a la información del gobierno en el actual sexenio, se han creado 2 millones 53 mil 295 empleo, cifra que es considera como un record con relación a gobiernos anteriores.

Si esta cifra se divide entre 4.4 años, que es el tiempo que lleva la actual administración, se puede afirmar que el empleo medio por años ha sido de 456 mil 265.65 puestos, un dato muy por debajo de lo que necesita el país, que exige ser de un millón de puestos de trabajo anual para dar solución al mejoramiento del bienestar de la sociedad, y que sólo puede ser conseguido si se logra un crecimiento de 7% anual. Además, son empleos con poca calidad al no existir una relación adecuada trabajo-salario.

No pueden existir beneficios en el empleo cuando estudios cuantitativos muestran, desde el punto de vista del análisis dinámico, una caída en la productividad de 1993 a 2016 de 18.45 pesos por trabajador, y un proceso de desarticulación de la MIPYME con la cadena productiva de valor en casi su generalidad.

Las cifras dadas por el INEGI son importantes y halagadoras, pero no bastan para un análisis a profundidad, expuso en su análisis Jesús A. Valdés Díaz de Villegas, académico de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana (Ibero).