EL CONGRESO INTERNACIONAL DE NEFROLOGÍA EN LA CDMX

La derrama económica de este encuentro será de tres millones de dólares.

                            Participarán 4 mil médicos especialistas entre nacionales y extranjeros.

El encuentro es turismo de reuniones; dejó mil 450 mdd a la CDMX en 2015.

Fuente: Sectur CDMX

Unos cuatro mil médicos especialistas, entre nacionales y extranjeros, se reunirán en la Ciudad de México, del 21 al 25 de Abril próximo, durante la celebración del Congreso Internacional de Nefrología, el cual se ocupará del análisis del incremento nocivo de los efectos de diabetes y de la enfermedad renal.

La enfermedad renal crónica es considerada un problema de salud pública mundial, el padecimiento afecta a uno de cada 10 adultos quienes, por lo general, lo ignoran, toda vez que sus primeras etapas son asintomáticas. En la República Mexicana, se estima existen unos 150 mil pacientes.

Y la enfermedad, se ubica dentro de las primeras causas de muerte, toda vez que desde 2005 el promedio anual de fallecimientos es de alrededor de mil personas. Su tratamiento es elevadamente costoso, origina gastos catastróficos a las familias, y son un reto financiero para el sistema de salud.

El  Director General de Servicios Turísticos de la Secretaría de Turismo de la Ciudad de México (Sectur CDMX), Felipe Carreón Castillo, hizo notar que el encuentro se inscribe en el mercado de reuniones corporativas y de negocios; ferias comerciales y exposiciones; convenciones y conferencias y viajes de incentivo.

Dicho segmento turístico, dejó a la Ciudad de México una derrama económica de mil 450 millones de dólares en 2015, un año en el que la capital del país ocupó, en este rubro, la posición 37 en el ranking mundial en cuanto al número de reuniones realizadas, con 63, por debajo de Río de Janeiro, Brasil, y por arriba de Oslo, Noruega.

En este mercado turístico, la CDMX participa anualmente con 12 millones 62 mil turistas, cifra que la coloca en la octava posición del continente americano, apenas por debajo de Río de Janeiro, en Brasil, pero por encima de la capital estadunidense, Washington DC.

La CDMX es el destino con más y mejores recintos para grupos y convenciones del país; entre otros, la Expo Bancomer, en Santa Fe; el Centro Banamex, en el Hipódromo de las Américas; el World Trade Center, en la colonia Nápoles; la Expo Reforma, en la zona centro, y numerosos hoteles con instalaciones exprofeso.

Acompañado del Subsecretario de Servicios Médicos e Insumos de la Secretaría de Salud del Gobierno capitalino, Román Rosales Avilés, y del presidente de la Asociación de Hoteles de la capital mexicana, Eloy Rodríguez Liñero, dijo que este encuentro se espera deje una derrama económica de tres millones de dólares, poco más de 65 millones de pesos.

Cada uno de los participantes extranjeros habrán de gastar, en promedio, unos mil 400 dólares y  los nacionales 250 dólares,  y mil 600 de los médicos especialistas que tomarán parte en el Congreso, llegarán de 140 países miembros de la Sociedad Internacional de Nefrología, organizadora del encuentro.

Serán 25 los hoteles sede en los que congresistas y sus acompañantes se hospedarán durante los trabajos del encuentro que, indicó, se desarrollarán en el Centro de Convenciones Banamex.

Durante el Congreso Médico se prevé una ocupación promedio del 59.06 por ciento; los hoteles seleccionados –que van de la categoría tres estrellas a la de gran turismo- disponen de una oferta de mil 400 cuartos, y la tarifa promedio oscilará entre los mil cien pesos y tres mil 200, por noche.

El promedio de ocupación hotelera esperada, por debajo del 60 por ciento, se debe a que la realización del Congreso Internacional de Nefrología será durante la Semana de Pascua, la cual forma parte del periodo vacacional de Semana Santa, considerado como temporada baja de turismo receptivo para la Ciudad de México.

Román Rosales agregó que el encuentro es bianual y se ha realizado en diversos países; reúne a los expertos de las especialidades mencionadas, y en México existen grandes expectativas para asimilar las experiencias de otras naciones, y aplicarlas en beneficio de la población nacional.