HÁBITOS SALUDABLES, CLAVE PARA EL CUIDADO DE LA VOZ

Incrementar el consumo de líquidos e ingerir vitaminas para mejorar el sistema inmune.

                                                     La faringitis se manifiesta con ronquera o disfonía.

Se deben evitar cambios bruscos de temperatura.

Fuente:  SS

La práctica de hábitos saludables es clave en el cuidado de las cuerdas bucales. Así, resulta conveniente aumentar el consumo de líquidos, protegerse contra los cambios bruscos de temperatura e ingerir vitaminas para reforzar el sistema inmune, informó el otorrinolaringólogo del Hospital Juárez de México (HJM), Leonardo Padilla Aguilar.

Con estos sencillos métodos se previene la inflamación de la garganta, conocida como faringitis, la cual se manifiesta con ronquera o disfonía. En otros casos, pueden presentar afonía, es decir, cuando no se puede hablar.

Esta enfermedad se ubica en las primeras posiciones de la demanda en el Servicio de Otorrinolaringología de las unidades médicas de la Secretaría de Salud (SS).

La patología se presenta a cualquier edad -desde infantes con algunos meses de nacimiento hasta adultos mayores-, por contagio de algún virus como el herpes y los paravirus, entre otros, que ocasionan infección de la laringe.

Entre las causas más comunes que propician la inflación de las cuerdas bucales y afectan la voz, se encuentran las infecciones virales, seguidas de las bacterianas. Sin embargo, en algunos casos se debe a la presencia de tumores o reflujo faringolaringio, esto es, acidez que sube a la garganta de manera recurrente.

Las infecciones virales se caracterizan por provocar ronquera no mayor a tres semanas. No requiere antibióticos, solo dejar de hablar por un periodo de dos a tres días, no asolearse, tomar más líquidos y, en algunos casos, antiinflamatorios.

En cambio, las bacterianas se identifican por causar ronquera intermitente durante un periodo de uno a tres meses, es decir, son etapas de restablecimiento y recaídas.

La ronquera o disfonía, es una patología común que se presenta en algún momento de la vida. Por ello, recomendó que al presentar algún cuadro de laringitis acudir con el médico familiar para que ser valorados y tratados de manera adecuada.