MECANISMO NACIONAL DE PREVENCIÓN DE LA TORTURA

De 232 situaciones en materia de tortura o maltrato, 91 ya no presentan situaciones de riesgo.

                     22 presentan avances encaminados a su atención y 119 aún persisten.

Emitió dos informes de seguimiento sobre lugares de detención e internamiento en el estado de Tamaulipas.

Fuente: CNDH

El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, emitió dos informes de seguimiento como resultado de las visitas efectuadas el pasado mes de octubre en el Estado de Tamaulipas.

A efecto de verificar las acciones desarrolladas para la atención de las situaciones, señaladas en los informes iniciales enviados al Estado de Tamaulipas, personal del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura de la CNDH llevó a cabo las visitas de seguimiento, con apoyo de personal de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas, para verificar el trato y las condiciones de las personas privadas de la libertad de los 30 lugares de detención visitados previamente bajo la competencia de la Procuraduría General de Justicia del Estado, la Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de Salud y el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, así como los ocho lugares de detención ubicados en los municipios de Altamira, Matamoros, Reynosa, Tampico y Victoria, siendo éstos, cinco separos de Seguridad Pública destinados a la aplicación de sanciones administrativas de arresto; un albergue temporal y dos casas hogares, una para menores de edad y otra para adultos mayores.

En las visitas se verificaron las condiciones de estancia, a efecto de analizar y evaluar su correspondencia con los derechos fundamentales, el trato humano y digno, la legalidad, la seguridad jurídica, la protección de la salud y la integridad personal.

Como resultado de la visita de seguimiento sobre las acciones realizadas por las autoridades estatales mencionadas, se constató que de las 232 situaciones observadas de manera inicial que constituyen factores de riesgo en materia de tortura o maltrato, 91 ya no presentan situaciones de riesgo, 22 presentan avances encaminados a su atención y 119 aún persisten. Asimismo, con objeto de ampliar la supervisión de los lugares de detención en el Estado de Tamaulipas, se extendió la supervisión a dos agencias del Ministerio Público del Estado en donde se detectaron 14 situaciones de riesgo.

Parte fundamental de las acciones del MNPT es la prevención de actos que pudiesen constituir malos tratos, motivo por el cual en las visitas se realizaron actividades para promover e impulsar la observancia de los derechos humanos por parte de los servidores públicos que se encuentran en las diversas instituciones.

Entre las deficiencias observadas que aún persisten, se encuentran las siguientes:

Lugares de detención que dependen de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas 

No se asigna una partida presupuestal para alimentación de las personas detenidas

Las áreas de aseguramiento carecen de reglamento interno y manual de procedimientos

En algunas agencias se carece de personal médico para cubrir el turno nocturno y fines de semana

El personal médico no ha recibido capacitación sobre la elaboración de los certificados de integridad física, de acuerdo con el Protocolo de Estambul

El representante social no acude al área de aseguramiento para verificar el trato que se brinda a los detenidos

La certificación de integridad física se lleva a cabo en forma inadecuada

La comunicación telefónica se realiza sin condiciones de privacidad

No cuentan con modificaciones y adaptaciones para facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad física

No cuentan con un área exclusiva para mujeres.

Lugares de detención que dependen de la Secretaría de Seguridad Pública

No existe separación entre procesados y sentenciados

Carecen de los servicios de psiquiatría, ginecología y pediatría para los hijos de las internas que viven en el centro

El personal no ha recibido capacitación en materia de derechos humanos y prevención de la tortura

El personal médico no ha recibido capacitación sobre la elaboración de los certificados de integridad física, de acuerdo con el Protocolo de Estambul

El personal adscrito es insuficiente para cubrir las necesidades de los establecimientos

La certificación de integridad física se realiza en presencia de personal de seguridad

La sección femenil carece de área de ingreso, observación y clasificación, médica, protección, locutorios, biblioteca, talleres, visita íntima y cocina

No cuentan con área de sancionados

No existen programas contra las adicciones ni para el tratamiento de desintoxicación

Los alimentos suministrados son insuficientes

No cuentan con modificaciones y adaptaciones para facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad física. 

Lugares de internamiento que dependen de la Secretaría de Salud del estado.

Los expedientes clínicos de los pacientes hospitalizados no están debidamente integrados

Personal sin capacitación en materia de derechos humanos y prevención de la tortura.

Lugares de internamiento que dependen de los ayuntamientos.

Celdas carecen de planchas para dormir; varios inodoros se encuentran destruidos, los que funcionan    están muy deteriorados y/o no cuentan con agua corriente

No se proveen alimentos a los arrestados debido a que no se asigna una partida presupuestal para tal   efecto.

Las entrevistas de las personas privadas de la libertad con visitantes se realizan sin condiciones de privacidad.

Carecen de medicamentos y material de curación

La certificación de integridad física de las personas privadas de la libertad se practica de manera      inadecuada

El personal adscrito es insuficiente.

No existe reglamento interno, ni manual de procedimientos para regular la actuación de las autoridades desde el ingreso, durante la estancia y egreso de las personas privadas de la libertad.

Este informe ya fue debidamente notificado y puede ser consultado en la página www.cndh.org.mx.