NIVOLUMAB, LA PRIMERA TERAPIA INMUNO-ONCOLÓGICA CONTRA EL CÁNCER DE PULMÓN, RENAL Y DE PIEL

Una nueva alternativa para que los pacientes tengan la posibilidad de una mejor calidad de vida

                            El propio sistema inmune reconoce y ataca las células cancerosas

La inmuno-oncología es el nuevo y más moderno abordaje médico contra el cáncer, y consiste en la estimulación del propio sistema inmune del paciente para que éste pueda reconocer y atacar las células cancerosas en su cuerpo, por lo que estas terapias vienen a revolucionar los tratamientos contra el cáncer.

La Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) aprobó Nivolumab, el primer tratamiento inmuno-oncológico en México indicado para cáncer de pulmón de células no pequeñas, carcinoma renal avanzado y melanoma metastásico, que es la forma más agresiva de cáncer de piel. El medicamento pertenece a la nueva clase de fármacos conocidos como tratamientos inmuno oncológicos.

La inmuno-oncología representa el nuevo abordaje en la lucha contra el cáncer, por estar enfocada al desarrollo de tratamientos que activan las defensas naturales del paciente, para que sea su propio sistema inmune el que detecte y ataque las células tumorales. A partir de estas terapias, el sistema inmune se vuelve capaz de reconocerlas y eliminarlas previniendo de este modo la propagación del cáncer.

El panorama actual en estos 3 tipos de cáncer

Para los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (escamoso y no escamoso) y cuya enfermedad progresa a pesar de la quimioterapia, las opciones de tratamiento son limitadas y el pronóstico es negativo, con una tasa global de sobrevida a los cinco años de aproximadamente el 3.9%.

La mortalidad por cáncer de riñón ocupa el puesto número 12 en la lista de los tipos de tumores malignos más frecuentes en el mundo, con 338.000 nuevos casos diagnosticados en 2012.

El melanoma es el tumor más letal de los que atacan la piel, por su gran capacidad de producir metástasis y por su alta resistencia a la quimioterapia. El riesgo de padecer la enfermedad es de 1 entre 55 personas, mientras que la edad promedio de aparición es de 54 años. En cuanto a su frecuencia en México, el melanoma cutáneo ocupa el décimo lugar entre todos los cánceres y es el que mayor índice de mortalidad tiene entre las lesiones malignas de la piel.

Con Nivolumab se abre la puerta para que los médicos oncólogos mexicanos tengan en las terapias inmuno-oncológicas, una nueva alternativa para tratar a sus pacientes; y que, a su vez los pacientes tengan la posibilidad de una mejor calidad de vida. Este es el avance médico científico más significativo contra el cáncer en más de 10 años.