QUE LA CONAGO ABORDE, DE MANERA PRIORITARIA, LA IMPUNIDAD EN LOS ATAQUES Y AGRESIONES EN CONTRA DE PERIODISTAS Y COMUNICADORES

Que los responsables reciban la sanción que en derecho proceda.

                                                    Acabar con la impunidad en estos casos.

Que las autoridades presenten un informe pormenorizado sobre el avance que guardan las investigaciones. 

Fuente: CNDH

El Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, solicitó formalmente a la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) una reunión, a efecto de adoptar acciones concretas ante el aumento de la violencia contra periodistas, así como para evitar que los asesinatos y agresiones de comunicadores queden impunes.

Para la CNDH es necesario que en cada uno de los casos en que se ha atentado contra la vida o integridad física de periodistas y comunicadores, las autoridades que tienen a su cargo las investigaciones presenten un informe pormenorizado sobre el avance que guardan las mismas y se establezcan mecanismos para su seguimiento, así como para facilitar la coordinación que, en su caso, se llegara a necesitar entre las instancias de investigación locales y federales.

Acabar con la impunidad en estos casos, mediante investigaciones prontas, objetivas, integrales y eficaces, que permitan determinar las responsabilidades correspondientes, y que los responsables reciban la sanción que en derecho proceda, es la única vía para revertir el aumento que se presenta en la violencia contra periodistas y comunicadores, así como para prevenir que se repitan los ataques y agresiones.

Del mismo modo, ante la necesidad de replantear los modelos y mecanismo existentes para la protección de periodistas, la Comisión Nacional convocará a un encuentro a los actores de la actividad periodística que se desarrolla en el país, a efecto de escuchar los planteamientos y necesidades de propietarios de medios, periodistas, comunicadores, así como las opiniones de académicos, especialistas, organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales e instancias gubernamentales, para redefinir las bases de una política común, que permita abatir la violencia y propiciar un ejercicio más seguro y libre del periodismo en nuestro país.

Para la CNDH, la violencia contra periodistas y comunicadores es una forma de censura, de supresión de la verdad y un desafío para la justicia que la sociedad reclama; de ahí la necesidad que se articulen y coordinen esfuerzos y capacidades para la efectiva investigación y castigo de cada crimen cometido en su contra.